Diseño, tecnología e interacción humana: conoce qué piensa Barry Katz ( fellow IDEO) al respecto

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Hace un tiempo atrás, conversamos en un seminario en Viña de Mar con un personaje de talla mundial que vale la pena recordar…

Se trata de Barry Katz, fellow de la prestigiosa firma IDEO, Ph.D de la UCLA, profesor de humanidades y diseño en el Colegio de Artes de California, Consulting Professor in the Design Group, Department of Mechanical Engineering, at Stanford University, y poseedor de una larga trayectoria en la industria del diseño en Silicon Valley, quien nos alertó que el diseño va mucho más allá del uso de la suite de Adobe, la decoración de un espacio, la creación de una pieza de alta costura, de un logo o de la carrocería de un automóvil.

Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana.

Regálate un momento y disfruta de esta entrevista con uno de los íconos del diseño y de cómo éste puede modificar (para bien) las relaciones entre las personas y con su entorno.  Les dejamos aquí un resumen de la charla con Barry:

chrysalis-barry-katz-ideo
Crédito foto: Pablo Albarracín Bermúdez

¿Cómo asimilamos los nuevos dispositivos que nos rodean?

Los dispositivos tecnológicos están integrados totalmente durante las 24 horas de nuestras vidas y cuando tu tienes tecnologías como los smartphones, monitores de parámetros corporales, o tu smartwatch (u otro dispositivo), en tu bolsillo o cuerpo, las expectativas hacia dichos productos se elevan sustancialmente, nunca más los verás como tecnologías con ‘rendimientos típicos’, porque la experiencia integral de diseño se vuelve crítica en estos casos y creo que esta es la principal capacidad y atributo del diseño en el ecosistema tecnológico de Silicon Valley.

¿Cómo las universidades deben preparar a los profesionales del diseño con esta visión más integral de la profesión?

La verdad es que no sabemos.

La educación del diseño está en constate experimentación. Por más de 60 años en Stanford, y mucho más en mi escuela de arte, hemos intentado crear otras disciplinas y currriculum donde el diseño pueda aportar, nuevos proyectos donde el diseño sea relevante. Un ejemplo para ser más concretos. Hace 100 años pudimos contar con la primera generación de productos electrónicos y la magia comenzó.

Como hemos ido cambiado el comportamiento de las personas hacia la tecnología es lo que ha dado pie a la industria del diseño. Con lo digital ocurre lo mismo que ocurrió hace 100 años, ya que estamos modificando el cómo usamos la tecnología, la experiencia está cambiando y se están creando nuevas disciplinas relacionadas al diseño interactivo, por ejemplo.

Cuando la primera generación de productos digitales llegó, la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Debemos mantener el pensamiento de ir creando nuevas disciplinas que se nutran del diseño para crear nuevos productos tecnológicios. Y lo más importante, el diseño es fundamental como una disciplina humana, más que una disciplina tecnológica. Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana, del usuario, tanto desde una visión individual como de la sociedad en general. Y la responsabilidad de educar a los nuevos diseñadores radica en motivarlos a este desafío.

¿En qué etapa de la formación de un diseñador se deben inculcar estos nuevos conceptos?

chrysalis-barry-katz
Crédito foto: Pablo Albarracín Bermúdez

Es una pregunta muy interesante, porque apunta hacia dónde debemos enfocar nuestra energía. Existe una gran discusión a nivel mundial sobre los Ph.D. en diseño, yo estoy más interesado en la etapa pre escolar, en la niñez . La razón de ello es porque los niños y niñas tienen una creatividad innata y nosotros deberíamos mantener viva esa creatividad y no sería necesario luego tener que enseñarles un Ph. D en diseño , o un master u otro postgrado. Me interesa más la educación temprana que los postgrados, ambas son relevantes, pero los niños son más importantes.

Según su visión, ¿qué tecnologías serán las más relevantes en un futuro cercano?

Difícil pregunta. Primero, porque no existe una tecnología que funcione aislada, hoy en día todas están interconectadas entre sí.

Hay algunas de ellas que me interesan, y una de ellas es la biotecnología. No puedo hacer predicciones, de lo contrario sería rico!, pero estoy seguro que la biotecnología llegará a un punto de maduración en cuanto a nuevos productos, parecido al que tuvieron los computadores en los años 80, donde veremos una amplia gama de productos que no podemos imaginar ahora.

Cosas como partes de nuestros cuerpos, otras que respondan orgánicamente… Hace algún tiempo las consultoras de diseño que trabajan en Silicon Valley dicen que la genética, la química de proteínas, bioquímica y la biología molecular serán las industrias a poner atención; y uno dice entonces: qué haremos con eso!!!

Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma.

Cuando la primera generación de productos digitales llegó la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Algunos, como Stephen Hawking, Bill Gates o Elon Musk, le temen a la inteligencia artificial, ¿qué opina usted al respecto?

Creo que la inteligencia artificial es lo menos inteligente que hay. A mi modo de ver, todas las tecnologías tienen que ver en cómo los seres humanos interactúan con ella y no que puedan reemplazar la actividad humana, sí complementar, amplificar y mejorar la experiencia humana, pero no reemplazarla.

¿Este mundo hiperconectado eleva o disminuye la capacidad creativa?

La aumenta mucho más. Todo el mundo sabe que en Silicon Valley existe una tremenda competencia entre muy buenos ingenieros, pero más abajo de ellos, hay miles y miles que no pueden acceder a ese mundo y son tanto o más talentosos. La diferencia está en la experiencia que tu tengas y que puedas entregar. Es como ocurre con un smartphone Galaxy y un iPhone, en cuanto a sus características y rendimiento de ingeniería son similares, la diferencia está en la experiencia que se compra. No en el chip de su interior o el color de sus pixeles.

Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma.

¡Esta es una gran noticia para los artistas!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

¿Por qué la innovación abierta puede ser la clave para nuestro desarrollo?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Cada vez resulta más familiar escuchar, leer y conversar sobre el concepto de Innovación Abierta (Open Innovation). Es difícil no encontrar artículos, reportajes, columnas de opinión y estudios, tanto en Chile como en el extranjero, que mencionen las virtudes y beneficios de aplicar esta dinámica para agilizar los procesos de innovación y generación de riqueza.

Estamos en una encrucijada en la historia de nuestro país. No es una exageración ni menos una alarma de auxilio. Es una etapa global en la economía digital de hoy, que requiere que el país tome medidas y planes de largo aliento, planes de estado no de gobiernos, y que aglutinen esfuerzos y visiones de múltiples agencias, de las universidades, científicos, las empresas y los emprendedores-innovadores. Debe aflorar la inteligencia colectiva por el bien común.

Pero, ¿qué es la innovación abierta? Fue Henry Chesbrough, académico de la Universidad de California Berkeley, quien usó el término por primera vez para señalar una nueva estrategia para que la empresas vean más allá de su organización, donde la cooperación con profesionales externos es crucial. Chesbrough dice que combinar el conocimiento interno con el conocimiento externo es fundamental para sacar adelante nuevos proyectos de estrategia y de I+D. Bajo este contexto, universidades y centros de investigación ofrecen nuevas perspectivas y soluciones a las compañías que utilizan este modelo, explica Wikipedia. (Puede complementar aún más sobre el tema con el libro de Chesbrough  Open Innovation: The New Imperative for Creating And Profiting from Technology)

Abrir para dejar que entre el talento

BANNER 1
Fuente imagen: Accenture

“La ambición de la agenda de este gobierno es transformar nuestro país basado en el capital humanos de calidad, en el conocimiento y en la innovación. Como Corfo nos interesa contribuir a vincular muchos más estrechamente el trabajo universitario al desafío que enfrenta nuestro país para avanzar al desarrollo”, dice Eduardo Bitran, Vice Presidente Ejecutivo de la Corfo. “Debemos pasar a un enfoque multidisciplinario, que es el único que permite resolver problemas, que nos permitirá abordar problemas más complejos, más holísticos”.

El estado y las universidades ya visualizaron el problema y plantearon una solución: la creación de los Hub Globales. En la región de Valparaíso hay dos de ellos, el de Chrysalis-Pucv y el de 3ie-Utfsm. El Hub Global Pucv está implementando programas de innovación abierta con la convicción de que bajo esta modalidad podrán crearse las soluciones (y nuevas compañías) que aporten el valor y desarrollo que la región y el país necesitan para salir de la trampa de la riqueza proveniente (solo) de los recursos naturales.

Actualmente son varios centros de innovación del país que están sumándose a esta modalidad de trabajo colaborativo empresa-universidad-científicos-emprendedores. Además del Hub Global Pucv, podemos mencionar al Open Beauchef de la FCFM de la Universidad de Chile, el Santiago LabSpace, Incubatec de la UFRO, Telefónica I+D, Inria Chile, entre otros. Al parecer, la convicción se está regando y entendiendo por los actores involucrados.

Para Walter Rosenthal, Director Ejecutivo del Hub Global PUCV, este logro, que es fruto de una estrategia llevada a cabo por la Vicerrectoria de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, donde el equipo y la visión a largo plazo ha sido fundamental.

“Estamos convencidos de que el trabajo colaborativo y multidisciplinario que aquí se desarrollará, permitirá contar con emprendimientos regionales que aporten valor no solo a la ciudad, sino que a todo un país, que requiere incorporar innovación a su matriz productiva”, señala Rosenthal.

No solo se trata ya de fomentar el emprendimiento y la innovación, lo que de por sí es positivo y se viene realizando sistemáticamente hace por lo menos una década en el país. Ahora el desafío, el cual ya se está materializando y ejecutando, es hacer la innovación en conjunto, colaborativamente. “Nuestro país requiere democratizar el emprendimiento y la innovación, y tienen que ser un motor fundamental de nuestro crecimiento. Hoy es el momento de poner como motor de crecimiento de nuestra economía el emprendimiento y la innovación”, dice el Ministro de Economía, Luis Céspédes.

Nidos virtuosos

Según indica el artículo The next step in open innovation de McKinsey, un creciente número de organizaciones están implementando el siguiente enfoque dentro de la innovación abierta: la co-creación distribuida. LEGO, por ejemplo, invitó a sus clientes a sugerir nuevos modelos de forma interactiva para luego recompensar financieramente a aquellas personas cuyas ideas fueran comercializables.

Otro caso. En la industria de software, plataformas de código abierto desarrollado a través de la co-creación distribuida, como Linux, Apache, MySQL y PHP / Perl / Python), se han convertido en componentes estándar de la infraestructura TI de muchas empresas líderes en tecnología. Esto ha facilitado un enfoque de la innovación en el aumento de la Web como una plataforma participativa.

BANNER 2
Fuente imagen: Accenture

En casi todos los sectores, continúa McKinsey, muchas de las ideas y tecnologías que generan productos surgen de otros participantes de la cadena de valor. Boeing diseña sus aviones, pero los proveedores hacen (con derechos de propiedad intelectual inclusive) muchos de sus componentes. Del mismo modo,  HP y el iPod de Apple incluyen cientos de piezas inventados y fabricados por otras empresas en más de dos docenas de países. En muchos sectores, los proveedores entienden la tecnología y capacidad de fabricación de sus piezas del producto final mejor que los propios fabricantes. En estas compañías la innovación abierta es una práctica ya asimilada y practicada como algo ‘normal’.

A medida que el ecosistema de la innovación se vuelve más interconectado, es vital para el éxito a largo plazo de las empresas y organizaciones, aplicar y trabajar bajo el modelo de la innovación abierta, puesto que pueden desbloquear y visibilizar posibilidades que no existían previamente dentro de los muros de su organización y transformar el negocio.

El ecosistema de innovación incluye el trabajo conjunto entre startups, científicos y universidades para que puedan alimentar la agenda de investigación de una compañía, identificar las tendencias, hojas de ruta, desarrollar nuevos productos y soluciones, y explorar nuevos mercados.

Otro factor importante dentro del modelo de innovación abierta es cómo se conectan todos los jugadores del ecosistema, el valor real de una buena estrategia al respecto es cuando se hacen conexiones a través de múltiples startups, universidades y grandes corporaciones, congregando a todos a generar una solución poderosa que puede ser beneficiosa para todos los involucrados. Esa es la gracia de la innovación abierta. Todos ganan.

Como podemos ver es claro que existe un imperativo para las empresas, universidades y startups, para abrazar la innovación abierta, pero el modelo tiene algunos retos, sean estos culturales, tecnológicos, de seguridad y/o amenazas o la incapacidad para escalar,  pueden dificultar a las organizaciones ver el completo potencial de la innovación abierta y abandonarla antes de comenzar.

Por lo visto, acá en Valparaíso y en el Hub Global Pucv específicamente, la innovación abierta ya comenzó y no piensa dar marcha atrás.

 

Fuente fotografía principal: Waldo Lopez, Coordinador ValpoMaker

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

7 claves para realizar un efectivo Design Thinking

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Cada día más compañías, organizaciones, universidades, centros de investigación y emprendedores están mirando (en algunos casos ejecutando) el Design Thinking como una estrategia revitalizadora que puede transformar el modo de gestionar el talento y cómo este talento es capaz de producir nuevos productos, servicios y métodos, de forma rápida, inclusiva, horizontal, multidisciplinaria…y alegre!!!

Muchos hablan del Design Thinking, pero pocos lo explican con claridad. Solo se limitan a señalar que es un ‘método de acción creativa’, que muchos sabios de Silicon Valley lo han usado, que los productos de Apple han sido resultado de ello y que en IDEO es como unAlmagesto. (Lee la entrevista que le realizamos a Barry Katz, fellow de IDEO, uno de los evangelizadores del Design Thinking)

Sin embargo, siempre queda alguna duda sobre su real significado, aplicación y beneficios.

Primero que todo el Design Thinking es una metodología sistemática para generar innovaciones, no es azaroso. Segundo, está centrado en las personas. Tercero, puede resolver todo tipo de problemas, desde los más complejos en todos los aspectos de la vida, hasta otros de menor trascendencia.

La invención resultante debe estar orientada fuertemente en la experiencia del usuario, ‘ponerse en sus zapatos’,  no tanto en la solvencia técnica o económica (como la ingeniería tradicional). Esto implica una retroalimentación continua entre quienes desarrollan una solución/tecnología y los usuarios objetivos.

Por lo tanto, las soluciones e ideas se deben concretar en forma de prototipos y se comunican tan pronto como sea posible, para que los usuarios potenciales puedan probarlos y retroalimentar antes de su finalización o puesta en marcha. Así el Design Thinking genera resultados prácticos. No solo se trata de llenar de Post-it de colores fluor una pizarra!!!

Combina a la perfección la conveniencia humana, con la viabilidad técnica y económica.  Para esto son necesarias tres cosas:  la interacción y colaboración de equipos multidisciplinarios, espacios de trabajo flexible para el trabajo colaborativo y un flujo de labores que siga el proceso del Design Thinking.

Print
Crédito imagen: Shutterstock

Las piezas sin un todo

En octubre del 2015 investigadores del Hasso Plattner Institute (HPI) desarrollaron una investigación sobre el real uso del Design Thinking en las compañías.  Para ello consultaron a 235 empresas de todo el mundo, sobre cómo era su acercamiento al Design Thinking.

El estudio denominado,  Parts Without a Whole? – The Current State of Design Thinking Practice in Organizations (¿Piezas sin un todo? – El estado actual de la práctica del Design Thinking en las organizaciones) , es una muy buena aproximación a conocer cómo se están familiarizando las empresas con esta metodología. (Descarga el estudio AQUÍ)

A continuación resumimos algunas de las principales conclusiones del estudio:

1-. No todo es el ahorro de costos

El aumento de los ingresos y la reducción de costos son objetivos de gestión fundamentales, pero no están a la vanguardia del concepto Design Thinking. Mientras que 18% de los encuestados dice que el ahorro de costos es lo más tangible del Design Thinking, 71% dijo que mejora la cooperación entre los empleados, los procesos de innovación más eficientes (69%), y una mejor integración con el usuario (48%). A menudo, los cambios específicos y significativos son el resultado de las mejoras incrementales en muchos procesos internos y no pueden atribuirse exclusivamente al Design Thinking.

2-. I+D a la vanguardia

Más del 72% de las empresas incluidas en el estudio hace uso del Design Thinking en las áreas de negocio o departamentos, mientras que sólo uno de cada cuatro (27,2%) ha sido capaz de regarlo en toda la organización. El método es particularmente popular en los departamentos guiados por la reflexión y la creatividad, como la Investigación y Desarrollo (más del 60% de los encuestados del estudio), marketing (40%), y consultoría para las funciones de apoyo interno (31%).

3-. Jefatura y control son la muerte del Design Thinking

Todo el equipo contribuye con sus propias capacidades, un ingeniero se encargará de la creación de prototipos, por ejemplo, y un científico social se enfrentará a la investigación del usuario. “Es de vital importancia que la función de liderazgo gire dentro del equipo”, dice el experto en diseño y uno de los autores de la investigación, J. Schmiedgen, que insta a que todos deben trabajar juntos como iguales y que la labor del administrador es meramente para describir los desafíos, moderar, y para garantizar la autonomía del equipo en todas las formas posibles.

Para que el Design Thinking tenga éxito, es vital que los directivos se abstengan de dar instrucciones a sus equipos y que los dejen para abordar el problema por su cuenta. “El control de gestión”, dice Schmiedgen “significa la muerte para el desarrollo de nuevas ideas.”

4-. El Design Thinking no se usa para cohesionar equipos discordantes

El Design Thinking tiene la reputación de fomentar la colaboración, por ello algunos gestores ven la metodología como una manera de acercar equipos y departamentos que se han debilitado a cooperar por diversas intrigas.

Schmiedgen tiene una dura advertencia sobre la configuración de las expectativas poco realistas en este punto: “El Design Thinking es, ante todo, sobre el fomento de la innovación, no sobre la armonización de los equipos discordantes “.

Por lo tanto, si el Design Thinking está siendo utilizado como una especie de terapia, los administradores deben tener cuidado con sus expectativas para la innovación . “Lo que muchas empresas querían era la innovación; lo que consiguieron fue que el equipo se abrazara “, dice Schmiedgen. “Pero eso no es culpa per se del Design Thinking”, puntualiza.

5-. Jefes y empleados deben desear el cambio

Para que el Design Thinking se establezca en una organización, su gestión debe funcionar como un “facilitador” del cambio en la cultura corporativa. También debe seleccionar sus equipos con cuidado. “Los empleados involucrados deben mostrar una voluntad de cambio y reconocer los beneficios que ello conlleva. Como gerente, es vital que piense si desea consumir energía para convencer a los escépticos “, dice el coautor del estudio, H. Rhinow.

6-. Sin empatía, no hay resultados

El Design Thinking ofrece la posibilidad de generar una “inteligencia de equipo”, que tiene un efecto particularmente beneficioso sobre los usuarios de los productos y así sucesivamente. “El objetivo es evitar el bombardeo de los usuarios con carros llenos de características que no necesitan, sino que se centre en hacer la vida más fácil”, dice Rhinow, añadiendo: “Para hacer eso, se necesita empatía con el cliente.”

7-. El Design Thinking toma tiempo

No se puede simplemente imponer en una empresa de un día para el otro. “Hay que dejar que se desarrolle y crezca”, dice Rhinow. La nueva cultura corporativa necesita tiempo para establecerse. “Una vez que se empiece a usar el Design Thinking, se da cuenta de que hay otros factores con que lidiar también”, añade Schmiedgen.

Porque, como el estudio muestra también, el pensamiento de diseño no puede ser introducido de manera aislada sin ajuste de las estructuras y procesos organizacionales existentes y sin la aplicación de otros métodos de gestión también, como por ejemplo,  “lean startup” y “agile”.

 

Crédito imagen principal: blog.ddb.com.ph

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Conoce los 4 tipos de crowdfunding: donaciones, recompensas, préstamos e inversiones

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Acceder a financiamiento desde plataformas de financiamiento colectivo, conocido en el ambiente emprendedor como crowdfundingse está convirtiendo en una alternativa más que viable para las etapas tempranas de un emprendimiento, ya que se puede optar rápidamente las opiniones de la comunidad y, de paso, comenzar a generar clientes y dinero para iniciar el prototipado o salir al mercado con un producto o producto terminado. Las más conocidas y utilizadas hoy por hoy son Kickstarter e Indiegogo, y por nuestra región podemos señalar a Idea.me.

Sobre el financiamiento colectivo fue la charla que este martes 8 de agosto se desarrolló en el Hub Global Pucv, a cargo de Federico Iriberry, miembro del equipo de Broota, plataforma chilena de crowdfunding, que a la fecha han transado $3.734.892.142 MM de pesos, pasando por ella 2475.

Federico explicó cómo el financiamiento colectivo es una alternativa muy beneficiosa para los emprendimientos que aún no tienen bien validado su producto/servicio y necesitan comprobar si existen interesados “reales”, que estarían dispuestos a pagar X cantidad de dinero. No se trata de preguntarle a padres, amigos o conocidos, sino de exponerse a una comunidad online masiva, que entregará opiniones sinceras que ayudarán a mejorar o, simplemente, dar de baja el producto.

IMG_0603

Iriberry durante su presentación.

Iriberry indicó que el crowdfunding nace de la “economía colaborativa” debe generarse una “confianza inversa” (consumo colaborativo), donde es clave atreverse a contar las ideas y no temer al robo de esta. “Es por ello que el crowdfunding no ha prendido mucho en Latinoamérica”. Por nuestra idiosincrasia de mayor desconfianza

Importante para una buena campaña de crowdfunding, es la idea, la comunidad, que se viralice, recompensas, un video atractivo y un prototipo.

(Te puede interesar: Súmate a la compaña de crowdfunding de MisAbogados.com en Broota)

Los 4 modelos del crowdfunding: donaciones, recompensas, préstamos e inversiones

En Broota  cualquiera puede ser un inversionista, señala Iriberry, explicando de paso que existen 4 modelos clásicos: donaciones, recompensas, préstamos e inversiones.

El modelo por donaciones es muy simple, se presenta el proyecto a la comunidad esperando recibir aportes-donaciones que permitan empezar el proyecto. No se ofrece nada a cambio por la donación, solo el fin altruista del donante.

Mientras que el modelo por recompensa, el que utiliza Kickstarter por ejemplo, incorpora, además del aporte en dinero, una recompensa para quien hace el aporte. Esta recompensa es de acuerdo a la cantidad del aporte realizado. Por ejemplo, si una banda musical quiere financiar su disco, las recompensas serán una copia del disco, una entrada a un concierto, una copia autografiada, una cena con la banda, etcétera, de acuerdo a la cantidad aportada.

El modelo por recompensa es de mucha utilidad puesto que se puede asegurar la venta del producto-servicio, porque ya se generó una alta cantidad de interesados, además que el feedback o retroalimentación, llega antes de lanzar el producto e incluso antes de hacer un prototipo. Información de mucha utilidad.

El otro modelo es en base a préstamos, como ocurre con la plataforma Cumplo.cl explica Iriberry.  En esta dinámica se prestan dinero mutuamente el emprendedor y el inversionista, por lo tanto el riesgo es compartido. Pueden acceder a la plataforma tanto personas como empresas. Aunque la banca ha impuesto ciertas restricciones.

Finalmente Federico detalló el modelo por inversión, utilizado por Broota, donde el equipo emprendedor consigue accionistas y se recibe a cambio una participación en la empresa. Se establece una relación directa entre quien pone el dinero y quién ejecuta el proyecto, porque ambos han invertido en él.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

ChileCowork se reunió en Viña del Mar para promover el emprendimiento e innovación en Chile

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Hace pocos días en Viña del Mar se realizó el quinto encuentro de la Red Nacional de Coworks, ChileCowork,  con el fin de ir consolidando esta red nacional de espacios colaborativos

Consolidar Chile Cowork a nivel nacional y sentar las bases para expandir su modelo de asociatividad en Latinoamérica, fue el principal objetivo del encuentro, aportando al desarrollo, consolidación y difusión del coworking en Chile.

Son 9 los espacios que comenzaron esta iniciativa de las regiones de Valparaíso, Araucanía, Bio Bio, Los Ríos, Los Lagos y Aysen y en esta quinta versión del encuentro, la invitación se extendido al resto de coworks del país, inicialmente con foco en los espacios de regiones dónde ya han confirmado participación espacios de Coquimbo, Antofagasta y el Maule. Por lo que desde ya cualquier gestor de un espacio de cowork en Chile puede escribir a sumate@chilecowork.org para ser parte de esta red.

El encuentro se realiza trimestralmente en distintas ciudades, con el fin de que todos los socios sean anfitriones de la reunión. En esta oportunidad, Housenovo en Viña del Mar, estuvo a cargo del encuentro que abordó temáticas relativas principalmente al plan estratégico de la red y la sustentabilidad de estos espacios, además de traspasar
experiencias y buenas prácticas entre gestores de estos espacios.

Actualmente, más de 30 espacios de cowork cuentan con el apoyo de CORFO, respecto a esto, Rodrigo Carrillo, cofundador de Kowork Temuco, dice que, “desde el punto de vista de gobierno se ha visto que estos espacios son centrales para el desarrollo de los ecosistemas de emprendimiento e innovación a lo largo del país; estos espacios facilitan el desarrollo de emprendimientos de mayor impacto”.

“Aquí (en los coworks) es donde se reúne una cantidad cada vez mayor de masa crítica de innovadores y creadores”, dice Carrillo. “Es importante que los emprendedores sepan que en estos espacios pueden insertarse en una comunidad accediendo a redes, conocimientos, recursos y  fondos disponibles”.

Los espacios de cowork irrumpieron en Chile el año 2011 y desde entonces su crecimiento ha sido exponencial. Solo en Santiago hay cerca de 50, y cada vez existe una mayor presencia de ellos en regiones. Algunos de ellos actúan también como patrocinadores para los proyectos que postulan a fondos estatales y también apoyando a sus emprendedores  en la gestión de redes de contacto que puedan ayudarlos a potenciar sus proyectos y negocios.

Es posible encontrar más información en www.chilecowork.org

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Chrysalis y el Hub Global PUCV lanzan 1° convocatoria 2017 para startup de impacto global con cupo especial en Big Data

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Ya es oficial. La 1° convocatoria del año para startups de impacto global, convocada por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados (VRIEA) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, a través de Chrysalis y el Hub Global PUCV,  abre sus compuertas y sale en busca de emprendimientos dinámicos, con un guiño especial en startups que entreguen soluciones basadas en Big Data. Pueden postular desde este mismo martes 7 de marzo hasta el próximo 2 de abril a las 23:59 horas.

Esta primera convocatoria 2017 se enfoca en la búsqueda, financiamiento, acompañamiento y asesoría de startups, las que podrán optar a un financiamiento de hasta $60.000.000 (fondo SSAF-I de Corfo) para la puesta en marcha de su compañía y a toda la gama de servicios que componen la propuesta de valor de la VRIEA, Chrysalis y el Hub Global PUCV.

Para obtener más información del proceso y aplicar a la convocatoria los invitamos a POSTULAR AQUÍ 

Importante resulta mencionar que esta convocatoria reúne la propuesta de valor de la incubadora de negocios Chrysalis y el Hub Global PUCV, que permitirá a los emprendedores acceder a una calificada Red de Mentores e internacionalización, acuerdos de co-incubación en Chile y el extranjero, a una estrecha vinculación con investigadores PUCV (I+D+i), contacto con compañías de diversas verticales, participación en desafíos de innovación abierta, espacios de cowork, entre otros servicios e infraestructura de valor.

“Esta convocatoria es parte fundamental de nuestro plan estratégico institucional como universidad, y específicamente para la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados es clave impulsar la innovación y el emprendimiento en el país”, dice Joel Saavedra, Vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. “Con esta nueva convocatoria 2017 salimos en busca de proyectos de alto impacto que puedan generar disrupciones en diversas industrias, siempre con el apoyo y acompañamiento de los profesionales y direcciones que componen la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados “

La incubadora de negocios de la PUCV ha apoyado desde su creación el año 2010, a más de 90 stratups, invirtiendo en ellas US$2.4 MM y generando ventas por US$2.6MM, lo que la ha convertido en una de las principales incubadoras universitarias de Chile y Latinoamérica.

Quienes resulten finalmente elegidos para formar parte de la cartera, serán parte del proceso de incubación, el cual ha sido diseñado para convertirse en el principal apoyo y guía para las startups incubadas, enfocando su trabajo en las diferentes etapas del negocio.

Importante resulta destacar que esta convocatoria involucra no solo a Chrysalis, sino que también al centro de innovación de la universidad, hablamos del Hub Global PUCV, un edificio de 1.200mt2 que está transformando y acelerando el modo de generar emprendimientos e innovaciones en la región de Valparaíso, llevando soluciones directamente a la industria, generando innovación y riqueza basada en el conocimiento, apalancando emprendimientos de alto impacto y escalabilidad, generando en un solo lugar un ‘polo-motor’ de desarrollo, inteligencia colectiva e innovación, que está trasciendiendo la actividad per sé de la Universidad.

¿Por qué un cupo especial en Big Data?

La gran mayoría de los CEO, CIO  o CTO de las grandes compañías, y ahora también startups, dicen que los desafíos más relevantes que deben enfrentar sus compañías hoy en día y en un futuro inmediato, son la movilidad, las aplicaciones en la nube y el temido (y amado) Big Data. Cada vez más mencionado y analizado en medios y publicaciones especializadas, el Big Data se está configurando como el punto de inflexión de las organizaciones que logren ‘dominarlo’ y analizarlo, puesto que podrán utilizar la información extraída y procesada para elaborar efectivos planes de inteligencia empresarial (BI, por sus siglas en inglés), anticiparse a crisis y, lo más determinante, a una velocidad casi instantanea. Las oportunidades de capitalizar con rapidez las ventajas competitivas de una organización, estará supeditada a la capacidad de procesar y obtener respuestas útiles del creciente Big Data.

Los ejecutivos de Chrysalis y el Hub Global PUCV, así como gran parte de la comunidad de investigadores PUCV, están al tanto de esta no tan nueva realidad. Por lo tanto, toman medidas concretas: ir en busca de emprendimientos que puedan visualizar oportunidades en la data disponible y crear herramientas que solucionen diversas problemáticas. La gracia de las soluciones Big Data está en alejar la intuición en la toma de decisiones, dejar de ser reactivos y anticiparse a los problemas.

El uso de grandes volúmenes de datos se convertirá en un sustento clave de la competencia y el crecimiento de las compañías (startups también). Desde el punto de vista de la competitividad y la captura potencial de valor, todas las empresas deben tomar los datos con especial seriedad. (Se aconseja consultar el estudio del McKinsey Global Institute denominado “Big data: The next frontier for innovation, competition, and productivity”)

Para finalizar podemos mencionar también a los especialistas del World Economic Forum (WEF), quienes redactaron un informe hace ya algunos año en Davos, Suiza, denominado, ‘Big Data, Big Impact: New Possibilities for International Development’, que señala al Big Data como uno de los desafíos y problemas más inflexivos del futuro cercano. Incluso, para los economistas del WEF el fenómeno ‘big data’ es ya un tópico más de mercado, considerándolo como un nuevo bien económico, tal como la moneda o el oro, ‘el nuevo petroleo’ lo llaman algunos.

Charlas informativas en Valparaíso y Santiago

Como parte de las acciones de difusión y evangelización de esta nueva convocatoria, así como de las posibilidades que entrega el Big Data, el equipo de Chrysalis y el Hub Global PUCV realizarán diversas acciones de difusión durante marzo, tanto en Valparaíso como en la capital.

La primera charla informativa será este jueves 9 de marzo a las 18:00 horas en el Hub Global PUCV, ubicado en Av. Brasil #2104, Valparaíso. Esta actividad permitirá conocer todos los detalles de esta 1° convocatoria del año, podrás aclarar tus dudas y conocer la experiencia de la compañía AnaliTIC, startup internacional incubada en Chrysalis, que desarrollo productos bajo el paradigma Big Data.

INSCRÍBETE A LA CHARLA EN VALPARAÍSO EN ESTE LINK

También estaremos en Santiago el próximo martes 14 de marzo a las 17:00 horas en la Pérgola Urban Station Baquedano, ubicado en el edificio Telefónica Open Future, ubicado en Avenida Providencia 229. 

INCRÍBETE A LA CHARLA EN SANTIAGO EN ESTE LINK

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

El Hub Global PUCV recibió el “Campamento Urbano” de Her Global Impact

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Los días 11 y 12 de marzo, se vivió en el Hub Global PUCV el ‘campamento urbano’ de Her Global Impact. El evento contó con la participación de 50 mujeres, quienes recibieron herramientas valiosas para su desarrollo como emprendedoras.

Her Global Impact es una Academia de innovación para mujeres que busca impulsar el desarrollo de nuevas industrias y negocios liderados por emprendedoras, usando las tecnologías exponenciales, que generen impactos positivos en la sociedad. Nació hace cuatro años como una causa sin fines de lucro de BeSTinnovation, con el impulso de Fundación Mustakis.

La iniciativa nace en parte como una lucha por la igualdad de género y el acceso a las mismas oportunidades, precisamente en un momento coyuntural en que el rol de la mujer se está re-definiendo desde la población con una voz cada vez más fuerte. En una entrevista en CNN durante febrero, la CEO Bárbara Silva, hizo un llamado a la participación femenina bajo la premisa de “democratizar el acceso al conocimiento de la innovación”.

La actividad en Valparaíso tuvo como objetivo sacar a las emprendedoras de su zona de confort, correspondiente a Santiago y otras regiones. La idea principal es que a través de un problema grave que ha aquejado a la región, como son los incendios, se aplicaran metodologías de innovación aprendidas a lo largo del programa. “Nos interesa que empaticen y entiendan las problemáticas de las personas, que observen en terreno y se involucren a entender la dimensión del tema de los incendios desde distintos usuarios objetivos”, dice Bárbara Silva, CEO de Her Global Impact.

“Frente a ello, con todos los insights que tomaron las emprendedoras, iniciaron un proceso de innovación, de generación de ideas y conceptualización de estas, generando una propuesta de valor y el prototipo de una solución que busca ser validada o no por personas reales en terreno”.

Desde las participantes no hubo más que elogios y agradecimientos por la posibilidad de participar en una instancia formativa, innovadora y de impacto real. “Han sido jornadas entusiastas y con un muy buen funcionamiento de los equipos. Nos entregaron herramientas súper necesarias a la hora de innovar y crear un proyecto”, comenta Camila Quevedo del grupo ‘On Fire’.

En la ocasión, las participantes tuvieron la oportunidad de recoger los testimonios de importantes actores del ecosistema de emprendimiento y negocios regionales. “Hemos recibido a grandes expertos en innovación y líderes empresariales como Tomás Gentina del Hub Global PUCV, quien nos estuvo contando acerca de las actividades que desarrollan el región junto a la Incubadora de Negocios Chrysalis, los programas que están desarrollando y la forma en que ayudan a las emprendedoras”, indica Bárbara.

“Tuvimos un encuentro de networking con Marcela Pastenes, gerente general de la Cámara Regional de Comercio Valparaíso, y aprovechamos de conocer su testimonio de liderazgo en la cámara hace 7 años, la forma en que ha hecho crecer la institución, y cómo la innovación y emprendimiento son claves para el desarrollo económico de la región”.

Es primera vez que la Academia lleva un número tan grande de emprendedoras a otra región en el contexto de un ‘campamento urbano’. “Quienes están en este programa es porque realmente quieren, por lo que somos flexibles y amigables con estas mujeres. Lo más importante para nosotros es que disfruten el proceso de aprendizaje, que comprendan una metodología que les va a servir para la vida, cuando estén en situaciones de liderazgo, cuando quieran crear su negocio, asesorar, emprender, etcétera”,  XXX.

El premio final de Her Global Impact, es la oportunidad de ganar una beca al Programa Global Solutions (GSP) de Singularity University en NASA, una universidad no convencional que tiene como misión educar, empoderar e inspirar a líderes en el entendimiento y la aplicación de tecnologías exponenciales para resolver los grandes desafíos de la humanidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Hub Global Pucv

Innovación y Hubs: dejando atrás los silos para generar la audaz transformación

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Estamos viviendo lo que hace 10 o 15 años e incluso, más de medio siglo atrás, solo eran artículos académicos o vaticinios de como la economía mundial sería transformada por una agresiva consumerización de las nuevas tecnologías, la innovación, una nueva creatividad y por una fuerza de trabajo que no solo buscaría cumplir un horario de trabajo y un salario: buscará generar un cambio (personal y colectivo) con su trabajo. Dicho en palabras simples, hacer las cosas de otra manera, para obtener mejores resultados.

Ese día llegó. Lo complejo de aquellos vaticinios es que ya no sirve de nada la teoría, ahora es momento de actuar.

Sin una transformación profunda desde el núcleo, desde donde se concibe una compañía u organización (propuesta de valor, sus trabajadores – personas, sus procesos y sus tecnologías), cualquier iniciativa de cambio no servirá de nada. La organización heredada por décadas, así como los jerárquicos y verticales silos, inevitablemente ejercerán una negativa atracción que llevará a todo intento de cambio, solo a una tibia y fallida arremetida.

Los Hubs de innovación plantean una reinvención que por su naturaleza es audaz. Una reinvención que requiere de una toma compleja de decisiones, que implican compromisos importantes que son tentadores de ignorar, aplazar e incluso, apresurar. Si pensamos en Hubs de innovación, se nos viene a la cabeza, casi automáticamente, Silicon Valley, que en la práctica son cientos de Hubs y compañías cooperando entre sí. Ellos han logrado construir ese enorme panal de innovación, creatividad y negocios, desde los años 40, desde los años 40!!!

Un pequeño ejemplo de aquello es la fundación de HP en 1939. Sumemos la conjunción de esfuerzos para la carrera espacial y la guerra fría, además de sendas universidades y tenemos, luego de 60 años, uno de los centros de desarrollo tecnológico más influyentes del mundo. Afortunadamente, se están regando más distritos o zonas de innovación, no solo en el primer mundo ocurren cosas.

 

 

Hub Global Pucv
Interior espacio Hub Global Pucv

El Hub Global PUCV, ubicado en la ciudad de Valparaíso, es el centro de innovación de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, cuya misión es vincular capital humano avanzado, con emprendedores y empresas, facilitando el acceso a financiamiento, brindando asesoría especializada para la implementación de procesos de innovación abierta y gestión de la innovación. Todo lo anterior, tras la búsqueda de propuestas innovadoras y empresas tecnológicas de alto potencial de crecimiento.

El Hub Global se centra en las tecnologías que hacen posible el paradigma de las ciudades inteligentes, la internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la biotecnología y la industria del software. El Hub está creando un pujante ecosistema tecnológico de emprendimientos de alta especialización, que están aportando soluciones concretas a las necesidades productivas de la economía regional y nacional.

Para Walter Rosenthal, Director Ejecutivo del Hub Global PUCV, este logro es fruto de una estrategia llevada a cabo por la Vicerrectoria de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, donde el equipo y la visión a largo plazo ha sido fundamental. “Estamos convencidos de que el trabajo colaborativo y multidisciplinario que aquí se desarrolla, permite contar con emprendimientos regionales que aportan valor no solo a la ciudad, sino que a todo un país, que requiere incorporar innovación a su matriz productiva”, señala Rosenthal.

El Hub Global PUCV plantea un modelo desafiante y transformador, el cual está ‘acercando la piezas’, para que grandes compañías regionales y nacionales, startups y la universidad, conversen y generen innovaciones concretas. Nada de teoría. Una de las experencias exitosas, y que está en pleno desarrollo desde el 2016, es el trabajo de Hub Global PUCV,  con Puerto Valparaíso (EPV) para implementar una estrategia de innovación al interior de la compañía portuaria. La gestión de la innovación al interior de las compañías, es también vital para el Hub de la PUCV.

Este cambio de paradigma no es sencillo y a requerido ciertos cambios en el ‘hacer’:

  • Descubrir nuevos negocios basados en el valor de las industrias que están migrando a esta nueva economía transformadora.
  • Diseñar un programa de transformación que apunte a la rentabilidad y excelencia, basado en servicios innovadores y de calidad y en la satisfacción de nuevos clientes.
  • Apoyar el cambio a través de un ecosistema de socios.
  • Desafiar el proceso mismo de transformación para maximizar las posibilidades de éxito (cambios en la ‘filosofía’ de trabajo)

Es por ello que la innovación colaborativa por la cual de desliza el Hub Global PUCV,  es hoy en día una de las grandes vías que potencian su cadena de valor, propiciando y facilitando el surgimiento de nuevos negocios basados en tecnología y conocimiento generado por capital humano avanzado. De este modo el ‘intraemprendimiento’ y  la colaboración, surgen como un nuevo motor desde el que centros de innovación como este, están creando capacidades y compañías que puedan aportar al desarrollo del país.

1° Convocatoria para startups 2017

Chrysalis y el Hub Global Pucv, preparan el lanzamiento de la 1° Convocatoria para Startups Marzo 2017 destinada a la búsqueda, financiamiento, acompañamiento y asesoría de startups con impacto global y, además, un cupo especial para startups que presenten soluciones basadas en Big Data. La convocatoria inicia oficialmente este 6 de marzo. Para obtener más información y estar al tanto de las novedades de este primer llamado del año, invitamos a todos visitar e inscribirse en la landing page de la convocatoria.

Convocatoria para startups
Convocatoria para startups 2017
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone